El principal problema de los aparatos de aire acondicionado convencionales es que emiten una serie de gases tóxicos a la atmósfera. Además de ser perjudiciales para el medio ambiente, también lo serán para nosotros. Como el ambiente no se refresca, sino que siempre se utiliza el mismo aire, nos encontraremos con un tipo de aire viciado que tarde o temprano nos pasará factura.

Los aparatos de aire acondicionado tradicionales pueden proporcionarnos un buen confort en determinados espacios, como en habitaciones o viviendas; sin embargo, además de utilizar gases que resultan nocivos, también entrañan un consumo elevado. No sería raro que nos encontrásemos con una elevada factura de la luz que ni tan siquiera sepamos cómo la vamos a pagar.

Cuando hablamos de un aparato de aire acondicionado ecológico nos referimos a dispositivos que consumen muy poco, que trabaje con materiales reciclables y que no emiten gases nocivos a la atmósfera. Cada vez estamos más concienciados sobre el daño que el hombre está haciendo al Planeta Tierra, y de cómo pequeños gestos como la preferencia por la climatización ecológica puede ayudar a cambiar las cosas.

Los climatizadores evaporativos son una opción ecológica que deberías conocer.

 

¿Qué son y cuáles son las ventajas de los climatizadores evaporativos?

No se pueden considerar como un aparato de aire acondicionado sin electricidad, aunque consumen tan poco que casi podrían denominarse así. En comparación con el consumo tradicional de los aparatos convencionales, el consumo se reducirá en torno al 80%. Si haces números, te darás cuenta de que el cambio es más que interesante.

Esto tiene sentido y es que a nivel interno tan sólo necesitan una pequeña bomba de agua para funcionar. Esta bomba tiene el objetivo de humedecer los filtros de aire. Además, también se necesita algo de energía para alimentar a un ventilador de alto rendimiento. Con esto, el aparato de aire acondicionado ecológico es capaz de generar una determinada corriente que recorrerá el lugar a climatizar (que puede ser una vivienda, una pequeña oficina, incluso hasta naves industriales o lugares con dimensiones mucho más extensas).

Estas son sus principales características:

Ahorro: Nos permiten ahorrar tanto en instalación (y es que se pueden usar los tubos disponibles), en mantenimiento (son aparatos que requieren de muy poco mantenimiento) o en electricidad (tal y como ya hemos comentado).

No emiten gases tóxicos: Un aparato de aire acondicionado ecológico no emplea ningún tipo de gas con el objetivo de que se reduzca la temperatura del ambiente. El único líquido que necesitarán es agua. Así ni comprometen el medio ambiente, ni perjudicará la salud de las personas que estén cerca del aparato.

Aire de mayor calidad: Una de las principales ventajas de estos aparatos es que pueden renovar el aire de forma constante. Por ello, estará libre de partículas, bacterias o microorganismos que no deberían de estar allí, propiciando un aire mucho más sano.

Si buscas un aparato de aire acondicionado ecológico, necesitas hacerte con un climatizador evaporativo.