La gran mayoría de las casas actuales se diseñan con un sistema de preinstalación para poder instalar más adelante un aparato de aire acondicionado, pero no siempre es así.

Se nos puede caer el alma a los pies si vamos a un establecimiento a preguntar por precios de aparatos de aire acondicionado y descubrir que también tenemos que pagar la instalación. Y es que el coste de la misma será superior a la del aparato (por lo menos en la gran mayoría de los casos).

Y ya no será tan sólo este elevado desembolso económico lo que nos va a preocupar, sino que también tendremos que meternos de nuevo en obras. Para hacer las cosas bien, se tendrá que hacer un plano de la instalación para evitar daños arquitectónicos y estructurales.

Las obras son uno de los principales dolores de cabeza de nuestra generación; el hecho de ver toda nuestra casa sin ningún control es algo que nos afecta a cualquiera.

Si este es tu caso, queremos ofrecerte una solución: ¿Has pensando en comprar un aparato de aire acondicionado sin instalación? Descubre por qué es la gran alternativa a los sistemas de aire acondicionado centralizados convencionales.

Aparato de aire acondicionado centralizado y su alternativa

Los aparatos de aire centralizados consiguen refrescar bastante bien la estancia; sin embargo, para conseguirlo necesitan distribuir la temperatura a través de una larga sucesión de tubos que alcancen toda la estancia. Estos tubos no son antiestéticos, ya que estarán ocultos bajo un falso techo. El problema viene cuando no tenemos esta preinstalación; puede salirnos cara, requerir de mucho tiempo de realización y hasta producir problemas estructurales si las cosas no se hacen bien.

Cuando se trata de un climatizador evaporativo, todas estas opciones no son necesarias. Estos sistemas distribuyen el aire de manera manual; lo único que tendremos que hacer para conseguirlo es abrir y cerrar las ventanas (si ya tenemos la preinstalación, también podemos conectar este sistema al conjunto de tubos).

Los aparatos de aire acondicionado convencionales hacen circular el mismo aire una y otra vez. Esto generará un tipo de aire viciado en que  proliferarán bacterias y otros organismos afectando a nuestra salud. Por otra parte, este tipo de aire acondicionado sin instalación no emite ningún tipo de gas tóxico para funcionar; es decir, que constituyen una opción ecológica que respetarán al máximo el medio ambiente.

Muchas personas se preguntan si los climatizadores evaporativos realmente enfrían el ambiente. Podemos asegurarte que son efectivos; en condiciones óptimas pueden reducir la temperatura, incluso de grandes ambientes, hasta unos 15ºC. La electricidad tan sólo tiene que alimentar una bomba y un ventilador interno, por lo que el consumo se reduce en un 80% en comparación con lo que necesitan los sistemas de aire acondicionado convencionales.

Para que te hagas una idea, en una vivienda de 200 m^2, el consumo medio del uso de estos aparatos será de 1kWh.

Si no quieres gastar dinero y tiempo en la instalación, apuesta por un aire acondicionado sin instalación.